Las Amenazas

MARTÍN DUBINI

leave a comment »

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

 

 

 

 

 

 

Fue una boludez lo que decías
porque decías que la lluvia
era la suma de los fondos (todos los fondos)
lluviosos
que habíamos visto a lo largo de los días.
Y eso es como decir tres pavadas a la vez
porque nadie puede reunir muchas perspectivas sucesivas
en un punto simultáneo
y vimos más lluvias digitales por tevé
que lluvia posta,
y ni siquiera suena bien lo que decías
porque es pésimo y retórico,
y la verdad no tengo ganas de incluirte en este texto,
cero ganas,
te lo digo así:
ni ganas de negarte.

 

(Blas)

no es la sincronía, más bien la arritmia,
pero vos y yo tenemos algo en común
que pocas veces aceptamos:
ese material, por así decir,
inherente, que confundimos con las cosas cuando las cosas se retiran;
eso nos liga,  Blas.

la cirugía por ejemplo,
que nos separa de la claridad envolvente de este patio
en donde estamos ahora, sentados;
o la distancia abierta entre nosotros
y la birra fresca que nos metemos en el cuerpo

mientras el uno al otro dejamos de hablarnos, a veces
como si, de hecho,  fuera imposible  la  amistad,
yo sé que vos pensás:
“esto es lo que nos identifica”

y creo que a vos, igual que a mí  te pasa percibir
cómo se tuercen los segundos, se despegan
de su propia superficie, ya sabés, viste que se doblan
como etiquetas mal presionadas
en botellas muy frías.

¿cómo podemos estar lejos, a veces tan lejos,
de lo que tenemos adentro?
tenemos eso en común, Blas, irnos solos,
hacia delante o hacia atrás,  por curvas
-nuestras
que doblan antes que nosotros

y no sé bien qué es lo que ves pero
para mí es como tener un poder
y estar afuera de él,  un llamado
de nadie a nadie
que hay que contestar sí o sí.

la verdad no sé
no sé si es el abdomen, el aura o la cabeza
y no sé que hay ahí, en ese caldo
de malas noticias sin forma

pero seguro esto es cierto:
yo soy  tu exterior y vos el mío,
qué más hay que poner en claro?
estamos sentados, acá está el patio, no somos cosas
pero se deshace  a veces la estructura
donde se apoya la costumbre de decir algo
viejo o nuevo, en serio o trivial
con o sin sentido

y yo tampoco sé, Blas, a quién culpar después de crucificarme,
a quién putear por el estilo

de esta conciencia medio masoquista.

nada más te pido, te lo pido bien
que no me mires más así
como por dentro

se pudre si seguís.

 

Autogestión del Objeto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay cuatro versos

El primero dice:

“Hay cuatro versos”

Después hay tres más

 

Ling Su

Discúlpenme, me llamo Ling Su, y estoy muy triste. Me gustaría, en serio, me gustaría hacer algo, no lo que estoy haciendo, con el idioma que hablamos. Me gustaría darle al japonés algo nuevo: una electricidad, una sed, un rayo. O una opacidad directa, fiel, al cabezazo de los árboles cuando discuten con el viento. Mi institutriz, lo digo así, es una perra amarga.

 

Ling Su (VI)

 

 

 

 

 

 

 

 

Padre, parece que tengo todo el día. Toda la tele y la play y toda yo misma.  Yo misma para mí. Toda yo entera, llena con mis cosas de nena en situación de pubertad. Ayer. Ayer pensé que tenía  algo serio que decirte. Ayer… Quiero que lo sepas, padre: Hoy no me interesa opinar si estamos en éste o en aquel grado de la histeria -la histeria literaria-  que contractura la cultura de esta isla. Prendería fuego la cultura de esta isla. Quiero que sepas también que hoy no estoy para hacer esto, no estoy para transmitir sonidos ni para comunicar experiencias, ni  para modular el tono de la voz  con las gárgaras gay-friendly  de lo que –ay- me duele. Hoy estoy pensando bien callada. Estoy pensado que hoy pensé
en las garzas, las cigüeñas y las grullas,
en las circunferencias que hacen, tontas
bajo esas nubes blancas
discapacitadas.

Hoy pensé en un chico japonés, con granos
y en sus auriculares Sony.
Pensé en pedir, en no dar nada
en recibir, en soltar y en agarrar.
Pensé en preguntarte, padre:
tu vida interior

qué es?

Martín Dubini nació en Buenos Aires en 1979. No editó nada todavía pero cuelga cosas en www.agenciadecontrol.blogspot.com. Organiza el ciclo de lecturas ACPE

Anuncios

Written by Las Amenazas

noviembre 17, 2011 a 1:40 am

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: